Motivación Laboral

El tema de la motivación en las empresas ha sido un factor importante para que éstas ofrezcan recursos a sus trabajadores, con el fin de promover e impulsar su productividad y crear un buen ambiente laboral que satisfaga las necesidades del personal. El estrés se encuentra íntimamente relacionado con la motivación, pues si una persona no la posee, en este caso, en el entorno laboral no podrá desempeñar bien sus actividades.

La motivación es entendida  como un proceso que incide en la intensidad, dirección y persistencia del esfuerzo que realiza una persona para alcanzar un objetivo. La intensidad se refiere a la cantidad de esfuerzo que hace alguien, sin embargo es improbable que una intensidad elevada conduzca a resultados favorables en el desempeño laboral a menos que el esfuerzo se oriente en una dirección que beneficie a la organización. El esfuerzo que nos interesa es el que está dirigido hacia las metas de la organización y que es consistente con estas.  Por último la motivación tiene una dimensión de persistencia, es decir por cuanto tiempo la persona sera capaz de mantener su esfuerzo. (Robbins y Judge, 2013).

¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando estamos motivados?

La motivación, como DBA -dispositivo básico del aprendizaje-, desempeña un papel imprescindible en los otros dos DBA -atención y memoria-. Durante el proceso cerebral de lo que llamamos motivación o circuito motivacional se genera un neurotransmisor llamado dopamina, este neurotransmisor tiene una importancia fundamental tanto para mantener el foco de atención sostenido en el tiempo como para fijar los aprendizajes y conocimientos en nuestra memoria a largo plazo.

Etimológicamente la palabra motivación significa “motivo para la acción” y a nivel cerebral se refleja en la percepción de un estímulo que es interpretado por nuestro primer filtro, el sistema activador reticular ascendente (SARA), como algo de interés para nuestra supervivencia.

Una vez que el SARA ha permitido pasar la información –recuerda que filtra aproximadamente el 95% de los estímulos percibidos porque los considera intrascendentes para nuestra supervivencia-, el estímulo recorre su camino a través de las llamadas vías dopaminérgicas que comienzan en el área tegmental ventral y el sistema amigdalino donde es nuevamente evaluado por las llamada fuerzas placer-dolor, donde si es identificado como posible fuente de dolor -peligroso para nuestra supervivencia- el estímulo es rechazado automáticamente y guardado en nuestro banco de memoria amigdalino para no repetir acciones que nos puedan enfrentar a estímulos similares, mientras que, en el caso de que nuestro sistema amigdalino lo interprete como una posible recompensa o fuente de placer, la información seguirá su camino hasta el principal núcleo cerebral liberador de dopamina, el núcleo accumbens.

blog
Tomada de Google  imágenes

De esta forma la información que lleva el estímulo se “empapa” de dopamina, lo que genera la producción de otros neurotransmisores, como lanoradrenalina y la adrenalina, que incrementan la tensión y nos mueven a la acción desde nuestras áreas motoras para conseguir la recompensa.

Finalmente, cuando obtenemos la recompensa, ya sea, que se trate de haber aprendido algo nuevo, conseguido un objetivo o satisfecho una necesidad se obtiene una agradable sensación de relajación producida por otro neurotransmisor llamado serotonina. La serotonina produce un estado mental de relajación en el que la calma y la serenidad predominan y favorece a la razón sobre la emoción. Los niveles altos de serotonina producen calma, paciencia, serenidad, control de uno mismo, adaptabilidad y un humor estable.

¿Cómo se logra motivar a las personas en su ambiente laboral?

Existen diversas teorías sobre la motivación de los empleados, una de ellas  es la Teoría de la autodeterminación.

Esta teoría plantea  que la gente prefiere sentir que tiene control sobre sus acciones, de manera que cualquier situación que haga que una tarea que antes se disfrutaba  ahora se experimente mas como una obligación, que como una actividad que se eligió con libertad, reducirá la motivación. Gran parte de los estudios sobre la teoría de la autodeterminación se ha enfocado en la teoría de la evaluación cognitiva, la cual propone que la recompensas extrínsecas tienden a disminuir el interés intrínseco en una tarea.

Cuando las organizaciones utilizan recompensas extrínsesas  por un desempeño sobresaliente, los empleados sienten que están haciendo un buen trabajo, no tanto por su deseo intrínseco de sobresalir, sino porque eso es lo que la organización quiere.La eliminación de las recompensas extrínsecas también suele producir un cambio en la percepción que tiene el individuo de porqué trabaja en una actividad de una explicación externa a otra interna.

Motivación y estrés.

estres-moderado
Tomada de Google imagenes

La motivación al ser el proceso que mueve a una persona a hacer alguna cosa, puede verse influenciado por la existencia de estrés, el cual es un estado de activación que nos ayuda y empuja a afrontar una amenaza, ya sea mediante la huida o a través de la lucha. Este estrés al mantenerse a un nivel moderado puede aumentar la motivación y la energía para afrontar las diversas tareas o retos diarios.

La existencia de estrés dependerá de varios factores como el horario de trabajo, el hecho de contar con habilidades y conocimientos para afrontar una determinada situación entre otras.

Entre los estresores físicos se encuentran el ruido y la fatiga. Mientras que los estresores psicológicos comprenden todas las emociones como la frustración, ira, celos, miedos, sentimientos de inferioridad.

Como se puede ver el estrés afecta a la motivación del trabajador debido a las consecuencias que este genera en él, pues si está continuamente expuesto a estrés, disminuirá su desempeño. Esto dependiendo de donde provenga el estrés, ya que si es a nivel empresarial puede ser provocando por el clima laboral dando con ello un contagio de este estrés a todos los empleados. Pero si es a nivel individual, las consecuencias serán únicamente en el trabajador pues como se mencionó anteriormente disminuirá su desempeño y su motivación.

Referencias:

-Robbins, S. y Judge,  A. (2013). Conceptos de motivación En Comportamiento Organizacional. México: Pearson. 200-232 pp

-Muzio, G. (2013). Neurobiologia de la Motivacion . 5 de octubre de 2016, de . Sitio web: https://bluesmarteurope.wordpress.com/2013/10/05/neurobiologia-de-la-motivacion/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s